Objetos únicos

Kilims afganos tejidos a mano en la ciudad de Herat. Su composición es lana merino 100% tratada con tintes vegetales. La diferencia principal con las alfombras convencionales es que los kilim no tienen pelo.

Ademas entre estos se pueden encontrar algunos cojines confeccionados con alfombras kilim semi antiguas de mediados y principios del siglo XX.

Este tipo de alfombras surgieron hace mas de 3000 años y eran originariamente usadas por los tejedores de alfombras que los usaban en sus viviendas para cubrir el suelo. No olvidemos que la lana es un aislante termico que nos protege tanto de las altas temperaturas como de las bajas, sobretodo en este tipo de regiones del oriente medio donde el contraste de temperaturas es tan alto entre el verano y el invierno. Incluso en zonas donde hay desierto entre el día y la noche.

Los cojines kilim son tendencia en decoración de interiores, dando a nuestros hogares un toque colorido, atrevido y exótico.

Buscar por
Comprar por

¡Suscríbete a nuestra newsletter para recibir todas las novedades!