Hoteles con encanto en la Costa Brava: nuestras 6 recomendaciones

Cadaqués desde el mar en la Costa Brava

Como ya hemos comentado muchas veces, la Costa Brava es nuestro lugar de veraneo desde que eramos pequeños. Llevamos muchos años recorriéndolo de punta a punta. Y como somos muy aficionados a los hoteles, pues eso: hemos decidido hacer un ranking con los 6 hoteles con encanto de la Costa Brava que más nos gustan y que conocemos muy bien (además, incluimos restaurantes cercanos que están muy bien). Como siempre, la idea es que sean ese tipo de alojamientos muy personales y familiares, que cuiden los detalles y la atención al huésped sea exquisita, que las críticas sean mayoritariamente positivas y que su relación calidad-precio sea competitiva. 

El norte de Catalunya

De entrada, decir que tras nuestras múltiples rutas por Catalunya en coche, tal vez la parte que mejor conocemos sea la parte más al norte y concretamente el Empordà y Costa Brava. Como seguramente sabes, la comarca del Empordà está dividida entre el Baix Empordà y el Alt Empordà y está situada en la parte norte de Catalunya. El límite entre las dos partes se fijó aprovechando la línea imaginaria que recorre el Macizo del Montgrí y que continua por la divisoria de aguas de las cuencas de los ríos Ter y Fluvià.

Costa Brava a vista de pájaro, de Tossa a Colera

Los 214 kilómetros de costa Brava

La costa Brava, sin embargo, es el nombre que tiene la zona costera que se extiende entre Blanes y Portbou, está situada en la provincia de Girona. Con sus 214 kilómetros, la costa pasa por las provincias de Alt Ampurdà, el Baix Empordà y la Selva. Al sur limita con la costa del Maresme y al norte con Francia. Calas entrañables e íntimas envueltas de vegetación y rocas, senderos de ronda, un mar bravo, fresco y natural. Pero además de pueblecitos adorables, calas maravillosas y una deliciosa cocina, la costa Brava también cuenta con un patrimonio cultural e histórico impresionante.

Alojarse en la costa Brava

Es de sobra conocido que la costa Brava uno de los reclamos turísticos más potentes de España y, por ese motivo, la oferta hotelera es casi infinita. Hay de todo: campings, albergues tranquilos, pequeños hotelitos al borde del mar, hoteles de lujo o estancias rurales a un paso de las playas… Nosotros nos hemos centrado y seleccionado los 6 mejores hoteles con encanto de la costa Brava, de norte a sur:


  1. Hotel Sol Ixent en Cadaqués
  2. El Molí de l´Escala
  3. Mas Torrent
  4. El Racó de Madremanya
  5. Finques Bell Lloc
  6. Mammia Boutique Hotel

1.   Hotel Sol Ixent en Cadaqués

Iniciamos nuestra ruta por el norte. Y siendo así, no puedes ir al norte de Catalunya y no pasar por Cadaqués y el cabo de Creus. Son lugares únicos en el planeta. En Cadaqués hay varios hoteles, pero hay uno que nos llama especialmente la atención: el Sol Ixent. Está en la zona de Caials, yendo a Portligat. Es tranquilo, da al mar y tiene una piscina muy apetecible. 

Aunque se puede llegar a pie en 15 minutos, es una parte que está lejos del bullicio del casco antiguo (sobre todo cuando se llena de turistas) y que te permite acercarte a otras calas –por ejemplo Playa sa Confitera- que, en muchas ocasiones, no hay ni un alma y se está de lujo. Las críticas son realmente positivas en todas las plataformas: en Google lo puntúan con un 4,6 de 5 y en Tripadvisor con un 9,1 de 10.


Nuestra recomendación en Cadaqués: Casa Anita. Es uno de los restaurantes mejor valorados de la zona. En realidad es una leyenda. Todo un clásico. En sus mesas se han sentado famosos como Kirk Douglas, Yul Brynner o Jean Luis Trintignant. La calidad de su cocina está garantizada.

2.   Hotel Gastronómico Molí de l´Escala

Ponemos de nuevo rumbo a la costa y descendemos algo hacia el sur. En el pueblo pesquero de l´Escala, a 400 metros de la playa, nos encontramos con este hotel con encanto que hace 600 años fue un molino de harina. Su restaurante es uno de los más alabados y consolidados de la zona. De hecho, se autodenomina hotel gastronómico. Eso sí, dispone de 5 habitaciones flamantes, muy amplias y perfectamente, dos suites y una habitación más grande (estilo familiar) con altillo.

Hemos seleccionado este hotelito porque hemos comprobado que, pese a sus pocas habitaciones, las valoraciones de los usuarios que han estado allí son muy favorables. Es cierto que resaltan mucho lo bien que se come, pero también mencionan su servicio y limpieza y la tranquilidad que se respira. Casi no tiene opiniones negativas, lo que dice mucho de un establecimiento de estas características. En Booking lo puntúan con un 9,2 de 10 y en Expedia con un 4,7 de 5.

Nuestra recomendación en L´Escala: nuestra sugerencia tiene esta vez que ver con el mar y la aventura. Hay rutas en kayak y en padel surf muy apetecibles, por ejemplo,la que va desde Cala Montgó hasta la Cova de la Sal, una Cueva situada en el parque natural del Montgri.

3.   Mas Torrent

Este hotel siempre lo recomendamos. No solo por lo bien que se está, sino por su restaurante (lo colocamos en segunda posición como mejores restaurantes del Empordà).  Ubicado en el triangulo de oro del Empordà, a pocos kilómetros de Palafrugell, entre Begur y Pals, se trata de una antigua masía de siglo XVIII rehabilitada y ampliada. Tranquilidad, paz y buenos alimentos.

Es un cinco estrellas con 39 suites, cuenta además con uno spa que está muy bien considerado entre los huéspedes que se han instalado allí. En su gran terraza con piscina y con vistas al restaurante se realizan unos desayunos deliciosos: Aparte, tiene pistas de paddle y tenis y un sendero que conecta con el pueblo de Torrent. Las opiniones en general son excelente, desde los 4,4 de 5 en Google hasta los 9 de 10 en Booking. Apuesta segura.

Nuestra recomendación en Torrent: aparte del restaurante del mismo hotel, es muy interesante realizar una visita al Palau de Casavells, la sede de la Galería de Miquel Azueta en el Empordà.

4.   El Racó de Madremanya

Para el que no lo conozca, el pueblecito de Madremanya es de los más bonitos del Empordà. Aunque técnicamente no es costa Brava y esté en el límite del Baix Empordà, lo incluimos en este recorrido de hoteles con encanto en la Costa Brava porque vale mucho la pena y es un buen lugar para explorar y hacer una ruta todos los pueblecitos medievales de Baix Empordà – Marti Vell, Sant Sadurni, Monells, Cruilles…- y la zona que da a Torroella de Montgri y L´estartit. El pueblo de Madremanya es de esos típicos con un casco histórico de piedra conservado en excelentes condiciones.

Es un hotelito imprescindible, acogedor, formado por cuatro edificios:  una magnifica masía de piedra del siglo XVII, un pajar, una casita de piedra y una zona más moderna. Lo tiene todo para escaparse un fin de semana: 8 habitaciones dobles, 4 suites, calefacción y aire acondicionado, wifi y dos piscinas, una de agua dulce climatizada y otra de agua salada.

Nuestra recomendación en Madremanya: hay que tener en cuenta que en línea casi recta se llega a Begur (a 25 kilómetros de distancia) y hay calas y playas como Tamariu, Sa Tuna, Aiguablava, Sa Riera… Pero sobre todo Las ruinas del poblado íbero de Ullastret o las ruinas griegas y romanas de Empuries.

5.   Finques Bell Lloc en Palamos

Siguiendo la costa Brava abajo hacia Palamós, nos encontramos con este hotel ecológico (lo llaman «Rough Luxe», una forma de entender el lujo como un retorno a la simplicidad y a lo rústico de una manera natural. Dentro de la finca, el Mas Benlloch, con sus seis habitaciones, uno se siente como en casa, a gusto, en calma y sin formalidades. Desconexión total. Por cierto, no hay television (el objetivo es el silencio). Se come muy bien: la leche recién ordeñada, los quesos, la mermelada y la miel son artesanales elaborados con frutos de su huerto, y el aceite de los olivos de la finca.

Muy buenas opiniones, por cierto. Allá donde compruebes, se habla muy bien de la experiencia en este lugar. En Google le ponen una nota de 4,7 de 5 (la más alta de toda la lista) y en Tripadvisor un 4,5 de 5.

Nuestra recomendación en Palamós: vale la pena acercarse al museo de la pesca, en un antiguo cobertizo portuario y donde se pueden ver Barcas del Pescado, un auténtico museo flotante con embarcaciones visitables reales.

6.   Mamma Mia hotel Boutique

Siguiendo la costa Brava abajo, a 11 kilómetros de Lloret, está este coqueto hotel a 5 minutos de la playa de Tossa de Mar y de la Villa Romana de Els Ametllers. Es uno de esos alojamientos muy personalizados donde lo importante es que te sientas como en casa. Teniendo en cuenta que son solamente 6 habitaciones (cada una con su propia decoración), con colchones de alta calidad y almohadas de plumas, servicio wifi gratuito, chimenea, smart TV y un balcón su mesita y sillas para el desayuno.

La verdad es que es un gran descubrimiento en la zona sur de la costa Brava. Una joya en el casco antiguo de Tossa, fuera de las murallas, un formidable hotel con encanto en la Costa Brava. Un excelente consejo es subir a la azotea (solarium) para tomarse una copa a la luz de las estrellas. Según hemos podido comprobar en las diversas plataformas de opiniones, los usuarios les gusta mucho el trato personal y lo bien que se come. En Google cuentan con una reputación de 4,8 sobre 5 y en Tripadvisor un 9,5 de 10, aunque todavía tiene muy pocas reseñas en total.

Nuestra recomendación en Tossa de Mar: si te gustan las caminatas, muy cerca de la cala Colodar nace el conocido camí de Ronda. Una delicia para los sentidos. Es un paseo por los bosques, acantilados, calas y miradores de la costa Brava. Hay varios tramos, más suaves o más duros, en función de lo que te apetezca andar. Los 4 kilómetros hasta cala Llevadó son una buena idea para una caminata de nivel medio.

Por Pedro y Christian, fundadores de Humboldt Society, viajes personalizados.

Si necesitas cualquier consejo o tienes alguna duda para viajar a Tanzania o a cualquier otro destino africano, llámanos al 93 217 95 13 y te asesoraremos y personalizaremos un viaje a tu gusto.