Hoteles en Maldivas: nuestras 11 recomendaciones

Hoteles en Maldivas

Aunque pueda parecer fácil encontrar un hotel o resort en las islas Maldivas, no lo es. Ni hablar. Requiere de mucha búsqueda. No es solamente por las más de 1.200 islas (bueno, de esas solo 203 están habitadas) que hay repartidas en 26 atolones por esa parte del océano Pacífico, sino que hay que considerar otros factores como el precio, la reputación que les dan otros viajeros, la ubicación exacta de la isla (si hay que desplazarse mucho), el tipo de villa y sus servicios, las opciones de comida que tiene o las actividades como el buceo o los deportes acuáticos. Y con ese objetivo, nos hemos puesto a buscar hoteles en Maldivas.

¿Dónde alojarse si viajas a Maldivas?

Maldivas es uno de los mejores destinos de playa del planeta. Si buscas una foto del paraíso, seguramente aparecerá uno de sus hoteles flotando en medio de las aguas transparentes del Índico. De hecho, Los World Travel Awards (WTA) 2020 (los “Oscar” del turismo) otorgaron reconocimiento a Maldivas como “Mejor destino del mundo”.

Pero, una vez te has decidido a viajar, cuesta elegir dónde dormir. Parece todo tan idílico. Hay tanta oferta. Es posible elegir entre quedarse en una isla tranquila y sumergirse en su encanto rústico o estar en medio del ajetreo y el bullicio de un centro turístico; hay resorts más sencillos y otros para multimillonarios. Por si te sirve de ayuda, hemos seleccionado los 11 hoteles en Maldivas que nos parecen mejores y la razón por la que te puede interesar. Iremos desde la parte norte de Maldivas hasta la sur. Y luego, tú decides la que te guste más…


  1. Soneva Jani en Medhufaru
  2. Hurawalhi Island Resort
  3. Baros Maldives
  4. Velassaru
  5. Ozen Reserve Bolifushi
  6. Kuramathi
  7. Gangehi Island Resort
  8. Conrad Maldives Rangali
  9. Coomo Maalifushi
  10. Six senses Laamu
  11. Park Hyatt Haada

1. Soneva Jani, de súperlujo

Empezamos esta selección de hoteles en Maldivas en la parte más al norte y con uno de los resorts más sofisticados que existen. Puro lujo. Ubicado en la diminuta isla Medhufaru, al norte de Maldivas, tardas 40 minutos en llegar con hidroavión desde Malé, la capital del país. Para que te hagas una idea, muchas de las villas tienen un tobogán que te deslizan hasta el mar.

La forman 46 villas en medio de las aguas cristalinas y playas vírgenes. Hay siete categorías que comienzan con una estancia de un dormitorio (sin tobogán debido a la marea baja), hasta su nueva reserva de islas de cuatro dormitorios con una enorme piscina. Todo a lo grande. Los precios parten desde los 2.000€ la noche.

Críticas: muy buenas en la mayoría de canales y medios. Un 4,5 en Google, 4,5 de 5 en Tripadvisor o un 9 de 10 en The Telegraph.

2. Hurawalhi island Resort, para lunas de miel

Hurawalhi es un resort de 5 estrellas situado en el atolón de Lhaviyani, también a media hora en hidroavión desde Malé. Ideal para una relajación total. Cuenta con una barrera de coral y unas playas de arenas blancas de lo mejorcito de Las Maldivas.

Dispone de 90 habitaciones espaciosas y cómodas con diseño estilo Maldivas. Solo algunas poseen piscina particular. Además, puedes comer o cenar en cualquiera de los 3 restaurantes: Canneli Restaurant, Undersea Restaurant  y Kashibo Restaurant, y también tendrás a tu disposición un Spa ubicado bajo el agua.

Críticas: las opiniones en Google son inmejorables un 4,9 de 5 con más de 575 comentarios, y en Trivago un 9,8 de 10. Muchos viajeros lo destacan co como un magnífico resort para lunas de miel.

3. Baros Maldives, si te gusta el buceo

La verdad es que un viaje como este, lo ideal es intentar hacer un esfuerzo y no escatimar mucho con el presupuesto. Hay que vivirlo intensamente. Los resorts de lujo son la opción más memorable. La diminuta isla de Baros, en el atolón Kaafu, está ocupada por un solo resort y podría ser una buena elección si te gusta explorar el mundo submarino.

Baros dispone de uno de los arrecifes de coral más bellos del archipiélago. De hecho, Divers Baros Maldives fue certificado oficialmente en diciembre de 2010 como el primer centro de buceo ecológico en las Maldivas. Sus siete tipos de villas son ideales para disfrutar del mar y la vida natural.

Críticas: en Booking le ponen una nota de 9,5 de 10 y en Google un 4,8 de 5. Hay varios comentarios que recomiendan dar la vuelta a la isla haciendo snorkel.

4. Velassaru, sin largos desplazamientos

Ubicado al sur del atolón de Malé, es ideal para aquellos viajeros que busquen un lugar tranquilo y relajante, pero sobre todo que no se tengan que distanciar demasiado de la capital y tener que hacer un trayecto muy largo desde el aeropuerto. Llegas en 15 minutos con una lancha rápida.

Sus 5 estrellas están muy bien puestas. Es un hotel con mucho estilo, y tanto las 129 habitaciones -hay en la playa y sobre las aguas- como el resto de las instalaciones están diseñadas con mucho gusto. Luego cuenta con 5 restaurantes, bares, spa y una piscina infinity impresionante.

Críticas: En la mayoría de plataformas de reputación hotelera, las opiniones son muy positivas: Google tiene un 4,8 de 5 y en Booking un 9,4 de 10. Hablan muy bien de la comida y de las actividades que proponen a los huéspedes.

5. Ozen Reserve Bolifushi, un todo incluido

El resort está situado en la pequeña isla de Bolifushi. Es el único resort en toda la isla. El complejo es una buena opción para los turistas que desean evitar las complicaciones y descansar en un lugar donde no se tengan de preocupar de nada. Es una de las opciones más aconsejables de estancia con Todo Incluido.

Cuentan con el llamado plan «Reserve», un régimen de Todo Incluido, diseñado para abarcar todos los elementos de una experiencia de vacaciones de lujo en Maldivas. Tendrás acceso a todos los bares y restaurantes del complejo, así como a las instalaciones y servicios que allí se ofrecen.

Críticas: las valoraciones son buenísimas. Por ejemplo los usuarios de Tripadvisor le dan un pleno: 5 de 5. De 172 comentarios, solo 3 son negativos. Destacan que es un lugar muy familiar.

6. Kuramathi, para ir con niños

Estamos hablando de una isla privada situada en el atolón de Rasdhoo. De hecho, con unos 2 kilómetros de largo, se trata de una de las islas de mayor tamaño del archipiélago. Kuramathi antes estaba formada por 3 resorts, pero recientemente se unificaron para formar un establecimiento de cuatro estrellas al que no le falta nada. Es completísimo, especialmente para familias.

Hay muchas actividades familiares. El resort dispone de un submarino y todos los días se organizan un par de excursiones para ver tortugas, tiburones o bancos de peces de mil colores. Una opción muy adecuada para gente mayor o niños demasiado pequeños que no pueden hacer snorkel. Por cierto, como hemos comentado antes, a la isla se llega en hidroavión. Son 20 minutos de vuelo en la que los niños se lo pasan en grande.

Críticas: La reputación en las diferentes plataformas de opinión son impecables. Un 9,4 de 10 en Booking, un 4,8 de 5 y en Google reseñas con más de 1100 críticas. La mayoría de los huéspedes que han pasado por este establecimiento destacan las playas, el snorkel y la amplitud de las villas. Por cierto, hay recepción en español.

7. Gangehi Island, plan romántico

Para alcanzar este resort de 4 estrellas superior (inaugurado en 2008) tendremos que alejarnos algo más hacia la parte más occidental de las Maldivas, a las afueras de atolón de North Air. Es una isla apartada y exuberante rodeada de vegetación tropical, en un lado está bordeada por un arrecife de coral y en el otro se abre una amplia laguna de agua cristalina.

La laguna es una de las más apreciadas del archipiélago. Se trata de una lengua de arena famosa porque cuando baja la marea se forma una extensión de 800 metros, lo que permite a las parejas enamoradas dar largos y agradables paseos por ella. Gangehi Island Resort dispone de 45 habitaciones: 8 Overwater Deluxe, 8 Overwater Villas, 20 Beach Villas, 3 Garden Villas, 5 Club Rooms y 1 Family Garden Villa. Todas las habitaciones tienen su propia zona privada, equipadas con las mejores comodidades.

Críticas: No tiene muchas opiniones, la verdad, pero las pocas que tiene son bastante positivas. Un 4,8 de 5 en Google y un 9 de 10 en Booking. Muchos huéspedes del hotel resaltan las clases de yoga en la playa.

8. Conrad Rangali, donde nada el tiburon ballena

Pasamos del atolón Ari Norte al Ari Sur. El Rangali es un hotel 5 estrellas superior. Extraordinario. Es conocido por ser uno de los lugares con mayor biodiversidad marina de Maldivas y hogar habitual del tiburón ballena. Es uno de los mejores lugares para practicar el buceo y avistar todo tipo de especies.

Son dos islas comunicadas por una pasarela de 500 metros, donde puedes alojarte en diferentes tipos de elegantes villas, hasta 153. Por cierto, fue el primer resort en el mundo en ofrecer la posibilidad de disfrutar de una experiencia gastronómica bajo el agua en su restaurante Ithaa Undersea Restaurant. Aparte, entre otros servicios, disponen de dos Spas, uno de ellos construido sobre el agua.

Críticas: las opiniones también son excelentes en todos los sentidos. En Google alcanza los 4,7 de 5 y en Trivago 9,1 de 10. De hecho, casi todas las opiniones realzan el servicio personalizado y cuidando hasta el mínimo detalle que dan.

9. Como Maalifushi y sus excursiones a islas desiertas

Y nos acercamos cada vez más a la parte sur de Las Maldivas. COMO Maalifushi es el primer resort de lujo en el atolón virgen de Thaa, en el sureste del archipiélago. Dispone de villas sobre el agua y suites en la playa de arquitectura indígena. Dentro de lo que es Maldivas, suelen ser precios bastante razonables por la calidad que ofrecen.

En las cercanías cuenta con una serie de islas privadas que se encuentran deshabitadas y donde es posible realizar avistamientos de tiburones martillo y mantas raya. Vale la pena, por ejemplo, la excursión a la isla desierta de vadhoo o al atolón de Vaavu a nadar rodeado de montones de tiburones gato. Recordamos que de enero a abril, se puede pescar tanto en el norte como en el sur del COMO Maalifushi.

Críticas: En Tripadvisor le dan una puntuación de 5 sobre 5, aunque lo cierto es que no he visto muchas opiniones en general, ni buenas ni malas.

10. Six Senses Laamu, ecológico

Está en la isla de Olhuveli y para llegar hasta allí es necesario un vuelo nacional entre islas de 35 minutos del aeropuerto internacional de Male a Kadhdhoo, seguido después de un corto trayecto en lancha motora. Para ellos es importante concienciar a sus visitantes sobre la situación de los arrecifes y el medioambiente y, en ese sentido, les hacen participar.

Cuentan con un programa de residuos cero, energías eficientes, con el objetivo de proteger el arrecife de coral. Un ejemplo: por la mañana te acompañan al gallinero para coger los huevos que te comerás durante el desayuno. La integración en la naturaleza es su prioridad.

Críticas: En Google tiene una nota de 4,8 de 5 y en Booking un 9,5 de 10. Por lo visto, solicitan a los huéspedes que permanezcan descalzos el tiempo que estén en el resort, a menos claro que se pongan las aletas.

11. Park Hyatt Hadahaa, en el fondo azul

Estamos ya muy al sur de Las Maldivas. Sin embargo, estamos al noreste del atolón Havadhoo, uno de los más grandes y profundos de nuestro planeta. Allí en medio encontraremos la isla Hadahaa. Es pequeña y verde y esta envuelta por una hermosa playa blanca. Se llega con un vuelo nacional de 60 minutos desde Malé, seguido de un viaje en lancha rápida de 30 minutos.

El resort cuenta con 50 villas, 20 de las cuales tienen piscina privada. Se nota que todo está cuidado con mucho esmero. Las habitaciones ofrecen toques contemporáneos y rústicos, pero tal vez podrían ser algo más amplias teniendo en cuenta el precio.

Críticas: es impresionante como en Tripadvisor, con más de 1.000 comentarios, 900 le ponen un 5 de 5. Los elogios sobre el trato y la atención del personal son constantes.

Por Pedro y Christian, fundadores de Humboldt Society, viajes personalizados.

Si necesitas cualquier consejo o tienes alguna duda para viajar a Tanzania o a cualquier otro destino africano, llámanos al 93 217 95 13 y te asesoraremos y personalizaremos un viaje a tu gusto.