Los 10 restaurantes del Empordà más recomendables

Restaurantes Empordà

Muchos comparan la comarca del Empordà (Ampurdán en castellano) con La Toscana italiana. Incluso algunos la llaman «La Toscana española». Sinceramente, son lugares distintos. Situada en la provincia de Girona, entre los Pirineos y el Mediterráneo, l´Empordà tiene la suficiente entidad como para no necesitar comparaciones. Tiene de todo. Sus pueblos medievales maravillosamente conservados, sus extensas llanuras repletas de balas de paja, 7 parques naturales, sus calas salvajes de aguas cristalinas… Pero sobre todo cuenta con una gastronomía sobresaliente. De eso precisamente vamos a hablar en este artículo: de restaurantes del Empordà.


«El Baix Empordà es nuestro sitio de veraneo. Vamos allá cada agosto. Una de las cosas con las que más disfrutamos es explorando sus pueblecitos y rincones buscando buenos restaurantes. Y nos gustaría recomendarte los que más nos gustan y los que hemos ido descubriendo recientemente.»

Por Christian y Pedro, fundadores de Humboldt, agencia de viajes personalizados


Restaurantes en el Baix Empordà

Como sabes, la comarca del Empordà está dividida entre el Baix Empordà y el Alt Empordà. Nuestra idea en este artículo es centrarnos en el Baix. Los restaurantes que hemos seleccionado se encuentran en diversos pueblos de el Baix Empordà. Para que te hagas una idea, el límite entre las dos partes se fijó aprovechando la línea imaginaria que recorre el Macizo del Montgrí y que continua por la divisoria de aguas de las cuencas de los ríos Ter y Fluvià. Está formado por 36 municipios.

Nuestras recomendaciones

En nuestras rutas por la Costa Brava y los pueblecitos del interior del Empordà nos encanta descubrir restaurantes. Muchos conocidos, otros no tanto. También probar platos creativos, diferentes, originales. A veces tenemos suerte y otras no. Nos gusta comer, pero también valoramos mucho el estar a gusto en el lugar donde nos sentamos a comer. Hay que pensar que estamos hablando de una región con una gastronomía muy potente y donde nacieron grandes restaurantes de fama internacional como El bulli o el Celler de Can Roca. Por eso, por si te sirve de ayuda, hemos hecho una selección con los 10 restaurantes * que más nos han gustado en nuestros recorridos por el Baix Empordà.

* Un apunte a tener en cuenta sobre estas recomendaciones:

  • La siguiente selección está basada en la experiencia y opinión personal
  • Hemos valorado el entorno, el servicio y la comida de los restaurantes
  • La puntuación es de 1 minimo y 10 máximo.

10. La Caléndula en Regencós

Pues aquí empezamos con el final de la lista. Es decir el último de los mejores restaurantes del Empordà. Y está en el adorable pueblecito de Regencós, al oeste de Begur. Se trata de un lugar pequeño, acogedor y tranquilo, formado por unas cuantas casas entorno a una iglesia. En la calle principal encontramos el restaurante La Caléndula, ubicado en el antiguo teatro y unido al Hotel del Teatre. La chef Iolanda Bustos y su equipo interpretan en la cocina el mejor producto de la zona con creatividad, utilizando hierbas, flores, raíces y frutos silvestres que Iolanda recolecta y cultiva en su jardín. Su vinoteca también es destacable con vinos de la tierra.

9. La Lolis Eldorado Petit en Platja d´Aro

En novena posición (con la misma puntuación que la Caléndula, por cierto) tenemos a este restaurante ubicado en el centro Playa de Aro, antiguo pueblo de pescadores en plena Costa Brava. Es un lugar donde abundan los restaurantes de comida marinera. En La Lolis tienen fama sus tatakis de atún, el arroz con bogavante y el tartar. Los usuarios en general comentan que el servicio es muy atento y el precio razonable.

8. Villa Más en Sant Feliu de Guixols

Nos habían hablado muy bien de este restaurante y de su cocina local y de proximidad. Y fue un acierto. Ubicado en primera línea de playa en Sant Feliu de Guixols, suelen servir, como es natural, productos del mar: pescado y maricos de primera categoría. La paella está muy bien. Y, como no, las gambas de Palamos. Pero una de las cosas que llaman la ateción es que cuentan con un huerto propio y eso es oro. Eso significa que no puedes ir y dejar de probar sus frutos.

7. Simpson Mas Ses Vinyes en Begur

Ya hace un tiempo que este clásico restaurante del Emporda se movió desde Llafranc hasta Mas Ses Vinyes de Begur, uno de los pueblecitos con más encanto de esta comarca. Hace tiempo que le teníamos ganas, nunca mejor dicho. Es una cocina familiar, sencilla y sabrosa. Los platos son variados, pero el pescado a la plancha (pues eso, sencillo), el arroz negro y el suquet están para chuparse los dedos.

6. Vicus en Pals

Situado en una zona tranquila cerca del centro de Pals, concretamente en el antiguo Café de Can Barris, este es un local legendario de los años 30. Su especialidad son los platos de arroz cultivado en Pals. Además de la carta, puedes elegir entre el menú mediodía, el menú de arroz o el degustación. El chef Damià Rafecas procede de restaurante como el ABAC y propone una cocina de autor basada en la actualización de recetas tradicionales y catalanas.

5. Pahissa del Más en Pals

Hay que empezar diciendo que este restaurante que hemos colocado en la posición 5 está seleccionado en la Guía Michelin 2020. Es para sibaritas. Se trata de una preciosa masía del Siglo XVIII situada en Pals. Su chef, Jordi Vallespí, es de sobra conocido por su creatividad y por un refinado conocimiento del producto de proximidad. Sin duda, hay que pedir alguno de sus arroces, especialmente el de langosta o rape.

4. Mas Marroch en Vilablareix

Desde la ciudad de Girona hasta la población de Vilablareix hay unos 4 kilómetros. aproximadamente. Son 10 minutos en coche. Allí te espera este flamante restaurante que abrió sus puertas recientemente. Tiene el sello de calidad de los hermanos Roca. De hecho, el espacio se ha ubicado en una finca donde organizan eventos. La idea es servir platos revisados del recetario de El Celler de Can Roca – con 3 estrellas Michelin y dos veces líder en la lista «The World’s 50 Best Restaurants». Son palabras mayores. Una apuesta segura.

3. Sa Cova Platja d´Aro

A 150 metros escasos de la playa, la materia prima que sirven en Sa Cova es excelente. Ubicado en el hotel NM Suites (estilo boutique), este restaurante es muy agradable, te sientes como en casa. Además cuentan con una terraza y suelen poner música en directo. El carpaccio de gamba al igual que el tataki de vaca son dos de los platos más solicitados y valorados de la carta.

2. Mas de Torrent en Torrent

En el segundo puesto de nuestra lista personal tenemos el Mas de Torrent, un antiguo Mas señorial transformado en hotel de lujo en un entorno rural muy bonito. Torrent, el pueblo donde se encuentra el restaurante (entre Begur y Pals) es diminuto, lo que hace que sea una zona muy apacible. Todavía conserva su encanto medieval. El chef Ramón Freixa, natural de esta zona de Cataluña, conoce perfectamente las recetas tradicionales de siempre y les ha dado una vuelta transformándolas en platos exquisitos.

1. Sol Blanc en Pals

El ganador de esta selección es un restaurante del que en realidad no teníamos muchas referencias. Y ha sido una gratificante sorpresa. Si siguen concinando tan bien serán míticos. Todo nos ha parecido excepcional. El lugar en medio de unos campos de arroz, un servicio extraordinario y amable y unos platos que los bordan: Brioix con foie, Ceps con saltsixes, el arroz seco con gambas y sepionetes y un postre para el recuerdo: el xuxo de Girona.