9 restaurantes en Sitges muy recomendables

Vista de la iglesia y restaurantes de Sitges

El otro día una cliente nos comentó que quería escaparse un par de días a Sitges. Ahora que ya se puede viajar y hacer rutas por Catalunya y que llega el buen tiempo, dijo, me gustaría ir y comerme una buena paella en una terracita al sol, o unas tapas, un aperitivo, o lo que sea… Nos pareció un gran plan. No solo ir a comer una paella, sino ir a dar un paseo por Sitges y elegir un lugar recomendable para comer. Pero la oferta de restaurantes allí es casi infinita. Hay opciones para todos los gustos. Y así, nos pusimos a buscar ideas, probando diferentes restaurantes, pidiendo opinion y recomendación a amigos que viven o veranean allí, evaluando críticas en diferentes webs y comparando precios. El resultado son estos 9 restaurantes en Sitges donde ir a desayunar, de aperitivo, a comer o a cenar:

¿Por qué lo hemos seleccionado?

  1. Los hemos probado personalmente
  2. Nos lo han recomendado amigos o conocidos
  3. Según las valoraciones en plataformas de reputación online
  4. Por su ubicación
  5. Por su relación calidad-precio

La mejor paella de Sitges

Antes de nada, subrayar que hay muy buenos restaurantes para comerse una paella en Sitges. Nos han hablado de Cal Pinxo, el Rincón Gallego, La Zorra o la paella de alcachofas y chipirones en el Picnic, entre otros. Pero después de probar una paella marinera en uno de los rincones más bonitos del pueblo y con vistas al mar -está frente a la playa de San Sebastian, en la parte norte del pueblo, detrás de la iglesia-, nos decidimos por recomendar el restaurante Costa Dorada (Port Alegre, 27, tel 938 943 543). Además de la calidad de su paella, su ubicación y su terraza, las críticas en las diferentes webs de reputación son muy positivas. En Google tiene un 4,3 de 5 o y en Tripadvisor un 9 de 10 (le dieron el premio Travelers Choice 2020)

Consejo: la tradicional ensalada Xató (escarola con anchoas, bacalao y atún bañada en una salsa de almendras y avellanas tostadas) de este restaurante es famoso por su aparición en el programa de TV3 “Joc de cartes”.

Ir de Tapas

En este caso no hemos tenido que darle muchas vueltas a nuestra decision. Todas las sugerencias nos han llevado hasta el NeM (Illa de Cuba, 9, tel 938 949 332). Las recomendaciones de la mayoría de la gente con la que hemos hablado, el hecho de que las valoraciones en internet sean muy favorables y, sobre todo, la formidable calidad de los 10 platillos que te dan a elegir fueron suficientes. Son tapas o raciones muy creativas que combinan cocinas de muchas partes del mundo. Bravas, steak tartar, bacalao… Además, renuevan la carta una vez al mes, con lo que no aburre. Apuesta segura.

Consejo: los helados, postres y vinos no se quedan a la zaga. Hay que catarlos sí o sí.

Un aperitivo frente al mar

Uno de los mayores placeres que existen en esta vida es pegarse un baño en la playa y luego sentarse cómodamente frente al mar a tomarse un aperitivo y un vino blanco. Hay que decir que para eso se levantó en Sitges el primer chiringuito de la historia (1913). Le pusieron el nombre de “Chiringuito” en homenaje a la forma en que los trabajadores cubanos de la caña de azúcar elaboraban el café: con una media o calcetín haciendo de filtro que se exprimía hasta que salía un chorro o chiringuito de café. Pero aquí nos gustaría destacar otra alternativa no tan turística: el bar Sausalito (Paseo Marítimo, 55) en la playa de Benaprés, justo debajo del Paseo Marítimo. Está en la misma playa y se come bastante bien: aparte de aperitivos, tienes ensaladas, humus, guacamole, bocadillos varios…

Consejo: reserva antes por email, también puedes alquilar una tumbona y una sombrilla para pasar el día.

Un clásico que no falla

Hace tiempo otro cliente nos pidió una selección de restaurantes en Empordà. Nos dijo que era para invitar a unos amigos que venías de Noruega. Pues, eso, imaginemos que tienes un compromiso (con tu pareja, amigos o trabajo) y te interesa salir a cenar y que su paladar se lleve un estupendo recuerdo. Si es así, te sugerimos que reserves mesa en la Nansa (La Carreta, 24, 938 941 927). Llevan más de 50 años elaborando platos de cocina tradicional y guisos marineros. Es uno de esos restaurantes en Sitges que saben lo se hacen. Situado en el casco antiguo, en una de las calles más carismáticas de la villa, las opiniones de los comensales que han pasado por este restaurante son muy positivas: en Google lo puntúan con un 4,4, y en en el Tenedor con un 8,6.

Consejo: su especialidad es la cazuela de arroz a la Sitgetana (costilla, salchicha, langostino, cigala, sepia, almejas…) y vale mucho la pena.

Un fish & Chips

Mientras llevábamos a cabo nuestra búsqueda de restaurantes en Sitges, nos llamó la atención uno que tenía excepcionales críticas: el Merci (Passatge Mossèn Clara, 3, tel 938 948 991). Además, nos pareció curioso que su especialidad fuera el fish & chips, ya que escasean mucho en Catalunya. Lo que pudimos averiguar es que se posicionan como “gourmet” y utilizan como materia prima la merluza y el bacalao fresco traído desde la lonja cada día. La reputación es impecable, de las más altas de todos los restaurantes de Sitges: 4,8 de 5 en Google (es casi inmejorable) y 5 de 5 en Tripadvisor. Hemos visto también algunos blogs de gastronomía que hablan muy bien de su atención personal y comentan que el espacio es muy tranquilo y agradable (ubicado en una antigua bodega de vinos). Habrá que probarlo.

Consejo: aparte de las frituras, los comensales destacan los postres caseros.

Plan familiar con pizzas


Para el que no lo sepa, la pizzeria Cap de la Vila (Plaça Cap de la Vila, 3, Tel 938 941 081) es la primera pizzeria que se abrió en España (la fundó un panadero de Vilafranca del Penedés en 1966 para atender las demandas de comida italiana de turistas suecos, alemanes y holandeses). Y está en el corazón de Sitges. Es decir, que si han llegado tan lejos es porque las pizzas que salen de su horno de leña son exquisitas. Y lo son. Además, hay una gran variedad de pizzas a elegir. No es uno de esos restaurantes en Sitges con un espacio enorme pero, para nuestro gusto, es perfecto para ir a comer con niños o para una celebración familiar.

Consejo: al ser un lugar muy céntrico en Sitges, luego vale la pena caminar 5 minutos hasta la heladeria la Jijonenca en el carrer Major, 32.

Dónde comer un bocata como dios manda

Cada vez hay menos sitios donde comerse un bocata en condiciones. Ya no los tratan con el cariño necesario. Los hacen rápido, como si no fuera su cometido, los tratan como si fueran una comida de segunda. En Sitges pasa lo mismo. Cuesta encontrar un bocadillo como dios manda. Pero lo hemos encontrado: Casa Tecla (Sant Francesc, 9, tel 938 948 021). Suelen hacer un menú bastante aceptable, cuentan con una carta muy bien trabajada y sirven unos bocadillos muy originales, especialmente ricos para disfrutar del desayuno. Tienen una gran variedad de opciones: el de berenjena o el de pies de cerdo son algunos de los más solicitados.

Consejo: muy recomendable el bocadillo de jamón de parma y queso taleggio.

En el puerto de Aiguadolç

Otro restaurante para hacer una paella en una terraza. Aunque tal vez, en este caso, algo más alejado de lo que es el centro del pueblo, pero igualmente interesante: el puerto de Sitges merece una visita. El sonido de los mástiles, la calma, una mesa al sol, las posibilidades para comer o cenar allí son numerosas. Nosotros nos hemos decantado por Can Laury (Port Aiguadolç, 49, Tel 938 946 634) porque nos han hablado muy bien varias personas que viven en el mismo puerto. Disponen de una terraza muy cómoda con vistas al mar.

Consejo: Por lo visto el arroz caldoso es de lo mejorcito de la zona.

Un descubrimiento

En todas las conversaciones que hemos tenido con amigos o gente que ha estado en Sitges, siempre aparecía el nombre del restaurante Komokieras (Espalter, 23, tel 93 814 61 15). Nos llamo la atención. Además, la reputación online era excelente en general (un 4,7 de 5 en las reseñas de Google y un 9 de 10 en Tripadvisor). Así que fuimos a cenar un día y fue sorprendente, todo muy sencillo, buena materia prima sin florituras, especialmente la carne a la brasa. Eso sí, los postres caseros -como el dulce de leche- hay que tenerlos en mente y reservar un hueco en el estómago.

Consejo: a los que les vaya la carne, recomendamos probar el entrecot argentino de Angus, el de vaca gallega y el de Nebraska.

Además

Podéis pasar un par de días en algúno de los hoteles que tiene Sitges. O reservar alguna actividad para hacer complementaria a la comida. No duran más de una hora y poco y puedes desde tener una vistia guiada por Sitges, visitar el Museo Pau Casals o visitar el centro de interpretación de Malvasia.

Por Pedro y Christian, fundadores de Humboldt Society, viajes personalizados.

Si necesitas cualquier consejo o tienes alguna duda para viajar en estos tiempos de Pandemia, llámanos al 93 217 95 13 y te asesoraremos sobre tus escapadas nacionales al destino que prefieras.