Humboldt: «los viajes personalizados son el futuro»

viajes personalizados

Hace muchos años que la sangre viajera corre por las venas de Pedro y Christian, fundadores de la agencia boutique de viajes personalizados Humboldt Society. Se nota cuando hablan de sus experiencias por el mundo a lo largo de los años. Antes que ellos, sus bisabuelos, sus abuelos y sus padres fueron viajeros empedernidos. «Debe de ser una cuestión genética», aseguran.

En esta entrevista nos explican su historia, cómo ven la situación actual del turismo y cuál consideran que es el futuro de los viajes.

¿Cómo surgió Humboldt?

La idea de Humboldt surge exactamente en el año 2016. Llevábamos mucho tiempo buscando un proyecto motivante y vinculado al turismo. Ninguno de los dos estábamos en el sector turístico, pero deseábamos hacer llegar a las personas una mejor forma de viajar.

El “click” lo hacemos en Perú donde preparamos para la familia un viaje y resultado de este decidimos arrancar un proyecto para realizar viajes personalizados.

He leído que sois una gran saga familiar de viajeros

Así es. Este mes de septiembre (2020) se cumplen 100 años desde que mi bisabuelo – el de Christian – completó la vuelta al mundo. Fue entre 1913 hasta 1920. Hay que tener en cuenta que aquella era una época donde hacer eso suponía una aventura. Aparte, unos años antes, mi otro bisabuelo, el paterno, salió de su hogar familiar en Weiach, Suiza, y emprendió un periplo que le llevaría por toda Europa. En su viaje coincidió con personajes tan singulares como Lev Davídovich Bronstein , más conocido como León Trostki, que se hospedaba en la misma residencia. Su viaje le acabaría llevando a Barcelona, dónde finalmente fijó su domicilio. De hecho, mis padres son grandes viajeros también.

Te debieron transmitir mucha pasión con sus aventuras.

Mucha. Ha ido pasando de generación en generación. Y toda la hemos acabado volcando en Humboldt. Estamos convencidos de que cada persona tiene su propio viaje y por eso nos fascina la idea de personalizar las propuestas lo máximo que podamos. En los viajes que preparamos siempre debe haber un toque personal.

«Dedícate a tu pasión y no tendrás que trabajar nunca más en tu vida.»

Confuncio
Ilustración de Humboldt Society realizada por Juan Alcalá @jalcalara

¿Por qué el nombre de Humboldt?

Nos fascino la figura del barón Alexander Von Humboldt (1769-1859), especialmente su visión sobre los viajes: «el viaje es conocimiento», solía decir. Este naturalista alemán – de ahí también nuestra preocupación por el medio ambiente y la sostenibilidad – exploró todo América del Sur, parte de Asia Central y Europa dedicando gran parte de su fortuna personal y dando nombre hasta a una raza de pingüino, nuestro emblema. Es exactamente el espíritu que queremos transmitir a nuestros clientes: la pasión y la búsqueda de experiencias únicas y personalizadas, huir del viaje paquetizado, de lo estándar, que no pueden aportar flexibilidad ni diferenciación.

¿Y vosotros cómo lo hacéis, cómo os diferenciáis?

Trabajamos como si fuéramos un touroperador privado. Es decir, que en la medida de lo posible vamos al proveedor directo para tener un contacto mejor, un control mayor y creamos un viaje a medida a gusto del viajero. Esto siempre genera una mayor satisfacción porque el resultado de nuestros viajes es el deseo del cliente y no la oferta convencional.

¿Personalización?…

Exacto. Cien por cien personalizado. La idea es que atendemos más a personas que no a viajeros. Empleamos mucho tiempo en entrevistar a nuestros clientes, en conocer quiénes son exactamente, cuáles son sus gustos, qué aficiones son sus preferidas. Es lo que se llama un viaje a medida. En cierto modo, somos sastres. Les pedimos que sueñen sin condiciones y desde ahí iniciamos nuestro trabajo de creación del viaje. Además, cuando el viaje está en marcha, estamos a plena disponibilidad, auditando la evolución del mismo, evitando así sorpresas durante el recorrido.

¿Qué tipo de viajes os gustan?

No tenemos una preferencia en el tipo de viaje. Nos gusta el acto de viajar simplemente: moverse y conocer. Nuestro mundo es muy grande y variado , y para explorarlo a fondo has de estar dispuesto a viajar sin condicionantes. Sea como sea. Al final, puedes encontrar la gran experiencia de tu vida en el destino que menos te apetecía. Es como el amor, los prototipos muchas veces son un engaño. Creemos, de todas maneras, que existen unos estándares de confort que por suerte no hace falta renunciar mientras viajas. Y otra cosa fundamental: nuestros viajes persoanlizados han de ser sostenibles sí o sí.

¿Puedes desarrollar un poco más el concepto sostenible?

Claro, nos referimos a que nuestros viajes personalizados no deben dejar huella en el medio ambiente. Queremos contribuir en el combate contra el calentamiento global. Cada viaje tiene un impacto medible en el calentamiento global. Evaluamos la cantidad de emisiones de CO2 relacionadas con cada uno de nuestros viajeros y calculamos la cantidad de árboles que deben plantarse para absorber la cantidad correcta de CO2. Así reducimos el impacto y asumimos y compensamos la parte de responsabilidad en la emisión de carbono que se ha producido con nuestro viaje.

¿Destinos preferidos?

Como decíamos antes, somos fanáticos del mundo entero. Hemos aprendido a no tener prejuicios en ese sentido. Pero es cierto que hemos vivido momentos inolvidables viendo salir el sol en el Machu Picchu, navegando por el Nilo durante el atardecer en un barco del siglo xix, solos frente las cataratas de Iguazú, durmiendo al borde del Cañon Jebel Ajdar en Omán, despertando rodeados de auroras boreales en Islandia, hacer un café rodeado de animales en Africa, o ser huéspedes de un Raj en India.

Aurora Boreal Islandia
Aurora Boreal en Islandia

Vaya lujo…

Pues sí. Al final de te das cuenta que el lujo está en las experiencias, no en los destinos. Estos momentos han sido realmente los que han construido nuestra memoria e intentamos que nuestros clientes vivan, disfruten y recuerden lo mismo. Pero, ojo, no vendemos viajes de lujo, eso sí, tenemos un lujo de clientes.

¿Cómo es ese cliente de Humboldt?

Hablamos mayoritariamente de clientes que ya han viajado, que quieren seguir haciéndolo, y que quieren viajes privados sin problemas, ni complicaciones. Muchos vienen defraudados de otras agencias o que simplemente se han cansado de responsabilizarse de sus viajes. Nuestro objetivo es que nuestros clientes sola y exclusivamente se dediquen a viajar. Nosotros nos preocupamos de todo lo demás.

¿Algún viaje que hayáis organizado del que estéis especialmente orgullosos?

Hay muchos. Hay historias fascinantes. Por ejemplo: recibimos el encargo de confeccionar un viaje personalizado a Egipto inspirado en los primeros viajes turísticos cuando se iniciaron a principios de 1900. Todo con un estilo muy colonial.

Humboldt-society
Haciendo una prospección en una Hacienda de aceite en Cádiz

Interesante, ¿cómo lo creasteis?

Primero seleccionamos 3 hoteles icónicos y abiertos en la primera mitad del siglo XIX : el Mena House de El Cairo, el Winter Palace de Luxor y Old Cataract de Aswan. Después encontramos que el barco que utilizó Agatha Christie para recorrer el Nilo seguía operativo. El mismo en el que se inspiró para escribir su novela. Finalmente, junto con nuestro partner local, diseñamos unas excursiones priorizando métodos de transporte antiguos (camellos, calesas & globo aerostático) conseguimos un viaje muy fiel a los primeros viajes de Thomas Cook, pero con todas las comodidades de nuestro tiempo.

Por cierto, ¿cómo veis el panorama del sector en los tiempos del Covid?

Pensamos que habrá durante un periodo de tiempo una caída severa del turismo masivo del que se verán afectados grandes destinos turísticos y los negocios relacionados que viven del volumen. Ya desde junio observamos que hay una recuperación lenta y paulatina del turismo. Creemos que durante 2020 primarán destinos nacionales, en 2021 destinos europeos y, según se vayan abriendo fronteras, otros destinos internacionales irán apareciendo. Más que la vacuna, la aceptación de la nueva normalidad nos llevará a viajar de nuevo aunque tengamos que tomar precauciones adicionales. La vacuna será necesaria para recuperar el turismo de masas, pero no tanto nuestro tipo de viajes personalizados.

¿Ha cambiado esta situación vuestra manera de ver el negocio?

El principal cambio es que la forma de comercialización debe de estar asegurada totalmente por un seguro de libre desistimiento. El negocio continua siendo viaje personalizado con un seguro de calidad que respalde al cliente en un caso de fuerza mayor. Nos ha llevado a una mayor diversificación de proveedores y buscar nuevas formas de colaborar. En parte eso también tiene relación con la idea de viajes personalizados.

¿Sois más una agencia digital que antes?


Sí, aprovechamos los meses de parón para implementar un sistema informatizado de creación de itinerarios – lo que nos ahorra mucho tiempo de trabajo – y pusimos en la web los diferentes destinos que tocamos. Además, utilizamos el tiempo para hacer formación con los diferentes proveedores en destino para así conocer las experiencias y alojamientos posibles de los diferentes destinos.

¿Cómo os veis en 5 años?

Nuestro deseo es ser un referente de los viajes personalizados, donde el servicio a las personas sea lo primero, crear viajes confortables y que nos generen una larga lista de clientes satisfechos.